La bufanda que mostró el camino al buen liderazgo

//La bufanda que mostró el camino al buen liderazgo

Al leer sobre destacados líderes en el mundo corporativo, me encontré con una mujer notable en los Estados Unidos llamada Linda Parker Hudson.  Ella, una verdadera “mujer maravilla”, empresaria estadounidense, actualmente Presidente y CEO del grupo de Cardea y el ex presidente y CEO de BAE Systems Inc., director de operaciones en BAE Systems plc. y ex-miembro de la junta directiva de Bank of America , Southern Company y de Ingersoll Rand, entre otros cargos, no solamente tiene una hoja de vida extensa y admirable sino que se destaca por se una oradora y líder excepcional, entre otras cosas, por su compromiso con las personas.

Cuenta, entre sus anécdotas, la historia de su primer trabajo como jefe: era la primera mujer presidente de General Dynamics Corporation y muy emocionada salió a comprar un nuevo guardarropa para lucir en su nueva vida. Una asesora le enseñó a usar una bufanda con un nudo original y muy inusual. Llegó a su primer día luciendo su bufanda y para su sorpresa, al segundo día se encontró en su lugar de trabajo a más de una docena de mujeres usando bufandas con el mismo nudo. Fue en ese momento cuando se dio cuenta que su vida nunca sería igual. La gente que la rodeaba estaría observando siempre todo lo que haría. Y no se trataba sólo de su ropa, sino también su comportamiento, su lenguaje, sus gestos, sus decisiones.

Ser consientes de la responsabilidad que tenemos como líderes, ya sea en una pequeña organización, una multinacional, nuestro propio negocio, incluso en nuestro núcleo familiar, es el primer paso para construir verdaderos cambios sociales y corporativos. De los líderes depende la verdadera imagen que una organización proyecta.

Cada sector económico de la sociedad tiene sus propios famosos. Todos han trabajado para lograr el reconocimiento por sus logros y todos tienen sus propios fans. Tal vez nunca se enteren realmente de lo que hablan de ellos en los pasillos, pero definitivamente es importante procurar que lo que se hable sea positivo, por el bien propio, pero más por el bien del negocio. Finalmente, desde el punto de vista corporativo, eso es lo que buscamos cuidar.

Conocer, reconocer y afianzar los valores de la compañía para la que trabajamos es la herramienta para construir una imagen corporativa eficaz. Y esos valores deben, en principio ser portados por sus líderes, como estandartes y verdaderos representantes de sus ideales. Parece trivial pero así como una bufanda pudo marcar el rumbo exitoso de una mujer trabajadora y con un sentido humano profundo, así podemos valorar los pequeños detalles que hacen grande a las personas.

 

Fuente: Entrevista de Adam Bryant en la columna “Corner Office” que se ejecuta cada viernes y domingo en el New York Times.
By | 2017-01-24T19:43:38+00:00 enero 25th, 2017|Noticias|0 Comments
Déjanos un comentario